Panorámicas aurales

Una perspectiva visual sobre la riqueza del paisaje sonoro

El crecimiento y los cambios experimentados por las grandes ciudades en las últimas décadas han incrementado de forma considerable la complejidad del entorno sonoro urbano, lo que produce efectos perjudiciales sobre la salud auditiva, física y mental de los seres vivos. Hasta ahora, la medición de la intensidad del ruido ha sido el criterio normalizado para determinar qué zonas están afectadas por la denominada contaminación acústica. Sin embargo, la introducción del concepto de Paisaje Sonoro, acuñado por Murray Schaffer en la década de 1960, postula que en el espacio urbano ya no es válido únicamente el control del ruido y la aplicación de políticas exclusivamente dedicadas a su eliminación, sino que debe ponerse más atención en el carácter global que presenta la atmósfera acústica de nuestras ciudades, otorgando además a la ciudadanía un papel activo en la configuración del paisaje sonoro urbano.

En Holistic City Soundscapes se aborda la definición de una metodología innovadora que analiza el paisaje sonoro en el que se ve inmerso el ciudadano desde una perspectiva multidimensional, identificando no sólo un mayor número de parámetros de naturaleza psicoacústica, sino también cuantificando la respuesta perceptiva y afectiva de los ciudadanos antes dichos estímulos. Este análisis genera un nuevo tipo de soporte georreferenciado denominado cartografía aural que integra toda la información acústica, perceptiva y afectiva capturada en una serie de mapas, haciendo visible la compleja naturaleza del espacio sonoro que nos circunda. De este modo, es posible redefinir el papel que lo sonoro posee en nuestras ciudades y promover una actualización de las políticas empleadas en la configuración del espacio urbano.

En ese empeño por hacer comprensible la complicada estructura del paisaje sonoro que nos rodea, en Holistic City Soundscapes también se ha desarrollado un recurso complementario denominado panorámicas aurales. La mayor parte de los estímulos sonoros que nos circundan nos pasan inadvertidos, a diferencia del relevante papel que damos a lo que vemos. El objetivo de las panorámicas aurales es evidenciar la riqueza del paisaje sonoro haciendo visibles todos los estímulos existentes en una determinada localización, plasmando de forma sencilla sus principales propiedades acústicas. De este modo, lo visual se pone al servicio de lo sonoro en una enriquecedora sinergia.

La exposición “Panorámicas Aurales”, realizada en colaboración con el fonografista Juanjo Palacios, se celebró en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón (Asturias) coincidiendo con los Sextos Encuentros de Música Electroacústica (EME6) en marzo de 2016.

Panorámicas Aurales también en la prensa:

“La ciudad entra por los oídos” [La Nueva España 11|03|2016]